Classified Listings

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LAS OFICINAS DE PROPIEDAD INDUSTRIAL: INFORME DE LA OMPI

  • El asunto de la Inteligencia Artificial (I. A.) está ocupando cada vez más espacio en los medios de comunicación. Se podría decir que incluso hay cierta exageración, pero si en esta red hace unas semana dedicábamos una noticia a la búsqueda automatizada de patentes y recientemente otra entrada a previsiones sobre el futuro del sistema de patentes, donde la inteligencia artificial jugaba un papel fundamental, no ha habido tiempo para descansar, pues la OMPI ha decidido agarrar el toro por los cuernos y tras una intervención de Francis Gurry sobre la importancia de esta tecnología para la propiedad industrial e intelectual, se ha conocido que la Organización de las Naciones Unidas sobre Propiedad Intelectual ha publicado un estudio sobre la utilización de inteligencia artificial en las oficinas de propiedad industrial e intelectual, coincidiendo con una reunión que sobre este tema se ha celebrado en Ginebra del 23 al 25 de mayo.  


    Dicho estudio resume las respuestas de 35 Oficinas de Propiedad Intelectual e Industrial a una encuesta donde las tres peticiones de información versaban sobre:


    -       Tareas donde se emplee Inteligencia Artificial o “big data”.


    -       Descripción de sistemas de I.A. en uso.


    -       Experiencias al respecto y otra información que se pudiera compartir.


    Entre los 35 participantes hay varios países iberoamericanos: Brasil, Chile, Colombia, México, Uruguay y Venezuela.


    De los 35 participantes, 17 Oficinas respondieron que estaban utilizando algún sistema de inteligencia artificial. A continuación, resumo algunas de las respuestas que he considerado de mayor interés.


    Canadá está explorando la utilización del sistema Watson de IBM para relacionarse con los “clientes”. El Sistema Watson se caracteriza especialmente por su capacidad para utilizar el lenguaje natural. También están estudiando la viabilidad de utilizar la tecnología “blockchain” para dinamizar su sistema de registro de “derechos de autor”.


    La Oficina Alemana afirmo que utiliza programas considerados como de “Inteligencia Artificial débil”. La Oficina Japonesa tiene numerosos programas en marcha, de los que se hablaba en una nota anterior. La Oficina de Corea del Sur se ha embarcado en un proyecto con el Instituto de Investigación en Electrónica y Telecomunicaciones Coreano para aplicar la IA a la Oficina de Propiedad Intelectual. En cuanto a la Oficina Rusa, parece que prosigue con el proyecto “E-Patent-Examiner” que presentó allá por el 2014, con vistas a obtener resultados tangibles este año. La USPTO ha creado un sistema “SIGMA” que busca en el estado de la técnica empleando IA y “machine learning”.


    Parece que la tarea en la que la utilización de la IA está más extendida es la Clasificación Automática de documentos de patente, así como de marcas. Desde hace años está disponible la herramienta IPCCAT, elaborada por la OMPI y empleada por la OEPM para la preclasificación de solicitudes de patente. Sus resultados son de ayuda, pero aún está lejos de ser una herramienta infalible.


    Dentro de la búsqueda en el estado de la técnica, además de lo señalado anteriormente, se puede destacar la utilización de programas comerciales por algunas oficinas, que no se han citado anteriormente:


    La Oficina de Propiedad Intelectual de Canadá ha respondido que, además de Watson (IBM), utiliza: Questel – Orbit, STN,  Clarivate Analytics, Google Suite (Translate, Patent, and Scholar) y  Vantage Point.


    La Oficina Finlandesa ha utilizado una herramienta propia, que según afirma no ha proporcionado unos resultados muy satisfactorios.


    La Oficina del Reino Unido (UKIPO) esta llevando a cabo pruebas con una herramienta comercial de Derwent, probablemente Clarivate Analytics.


    La Oficina marroquí (OMPIC) utiliza la herramienta Orbit intelligence solution.


    El informe también detalla diversas herramientas empleadas por las oficinas en la búsqueda de marcas, clasificación de documentos de patentes y marcas, información al “cliente” y traducción.


    Es especialmente interesante el apartado final dedicado a la “evaluación, la experiencia y las lecciones aprendidas”;la mayoría de las oficinas que emplean “inteligencia artificial” se encuentran satisfechas con los resultados. Los programas desarrollados por las propias oficinas aún precisan más fiabilidad y precaución. En cuanto a los programas comerciales se afirma que funcionan correctamente en las tareas más “previsibles”. Parece que la herramienta que está siendo desarrollada por los Estados Unidos está ofreciendo unos resultados superiores. De cualquier modo, la EPO no respondió al cuestionario y se han filtrado unos resultados muy positivos, aunque también muy escasos en relación con su herramienta de IA ANSERA, con varios años de desarrollo.


    Las Oficinas son optimistas por lo que respecta al futuro, y señalan que la principal ventaja es la reducción de costes. La secretaría de la OMPI, basándose en su experiencia con los programas de IA en el ámbito de la traducción afirma que la tecnología IA es muy prometedora, pero hay que tener cuidado en una excesiva sobreestimación de los resultados que se puedan obtener. Estos dependerán en gran medida de la disponibilidad de un importante volumen de datos, de calidad, para el correcto aprendizaje de los programas, lo cual es muy costoso. Es por ello por lo que, se considera muy interesante una posible colaboración entre oficinas.


    Leopoldo Belda

757 views