Actualidad

PROPUESTA DE NUEVA LEY DE PATENTES FRANCESA

  • Si muy recientemente les informaba de una iniciativa legislativa estadounidense en materia de patentes y a lo largo del pasado año fueron numerosas las notas en relación con la Ley española de patentes 24/2015, ahora es Francia la que tiene la intención de reformar su legislación en materia de patentes.


    El ministerio de economía y de finanzas francés ha llevado a cabo una consulta por medio de internet y las opiniones recibidas se pueden encontrar en esta dirección. Esta transparencia en la consulta es loable. Según se puede observar, hay 73 opiniones a favor de la reforma y 30 en contra.


    Los puntos principales de la reforma propuesta por la Administración francesa son:


    -        Aumentar la duración de la vida de los modelos de utilidad.


    -        Establecer un procedimiento de oposición.


    -        Incluir la posibilidad de presentar solicitudes provisionales de patente.


    La reforma tiene como principal objetivo tratar de recuperar el retraso en materia de patentes que Francia tiene en relación con Alemania (16200 patentes anuales frente a las 67900 que se conceden al otro lado del Rin). Si Francia se encuentra mal en materia de patentes, ¡qué podríamos decir de España!.


    En relación con la vida de los modelos de utilidad, o “certificat d’utilité” como se conoce en francés, se pretende prolongar la vida de estos, que ahora es de 6 años desde la fecha de presentación a 10 años, como ocurre en España. El objetivo es aumentar su atractivo y lograr que se utilice más, como ocurre en Alemania y en España. Actualmente, sólo un 3% de los solicitantes de títulos de protección sobre invenciones utiliza la vía del modelo de utilidad.


    En relación con el procedimiento de oposición, en Francia, las patentes se conceden sin examen de actividad inventiva sino únicamente de novedad y corresponde a los Tribunales franceses el determinar si las patentes son válidas o no en relación con la actividad inventiva, situación que recuerda bastante a la existente en España con anterioridad a la presente Ley 24/2015, cuando estaba en vigor la Ley 11/1986.    Además, y a diferencia de lo que ocurre actualmente en España, en Francia no hay tribunales especializados en patentes. Parece que se tratará de un procedimiento de oposición posterior a la concesión, como el existente en España.


    La tercera gran novedad que contempla el proyecto de modificación de Ley es la introducción de una solicitud de patente provisional, modalidad no existente en España pero sí en los Estados Unidos y en Portugal. En esencia, este tipo de solicitud consiste en la posibilidad de obtener una fecha de presentación o de prioridad, con una solicitud que no es preciso que cumpla los requisitos formales tradicionalmente exigidos y mediante el pago de una tasa muy reducida. En el plazo de 1 año es preciso presentar la solicitud “definitiva”. El peligro que presenta este tipo de solicitudes es que si no se incluye todo lo esencial desde el inicio, es muy fácil incurrir en el defecto de “ampliación del contenido respecto a la solicitud tal como se presentó inicialmente”, que es una de las causas de nulidad de la patente. Su ventaja es que permite ganar tiempo a las empresas. En este artículo de la revista Forbes pueden encontrar otras ventajas que presentan las solicitudes provisionales de patente.


    En fin, una reforma de la Ley de Patentes francesa que indudablemente va a redundar positivamente en el sistema de innovación francés, aunque resulta extraño que se mantenga la falta de examen del requisito de actividad inventiva.


    Leopoldo Belda

166 visionados