Actualidad

LAS PATENTES DESCLASIFICADAS

  • El portal web británico especializado en temas de defensa DCI (Defence Contracts International) ha iniciado recientemente una sección muy interesante llamada “declassified patent of the month” (la patente desclasificada del mes). Mediante la selección de patentes desclasificadas recientemente la sección pretende mostrar la evolución de la tecnología armamentística, así como curiosidades relacionadas con el tema.


    Pero antes de comentar una de las patentes seleccionadas, creo conveniente recordar algunos conceptos relacionados con el tema. En primer lugar, si hay una patente desclasificada, ello quiere decir que con anterioridad fue clasificada, es decir, se impidió su divulgación por considerarse de interés para la defensa nacional. En una entrada del blog de la OEPM explicaba el tratamiento del tema en la Ley de Patentes española 24/2015, muy similar al existente en otras legislaciones nacionales, aunque como indicaba en una nota anterior, parecería que en los países del este de Europa, más concretamente de la antigua Unión Soviética, aún existiera cierto retraso al respecto.


    En esta dirección de un agente de la propiedad industrial francés pueden encontrar los sectores tecnológicos (en francés) a los que suelen pertenecer estas patentes clasificadas.


    Pues bien, volviendo a la nueva sección protagonista de esta noticia, el blog nos presenta a la patente GB1605462 presentada el 27/01/1976 por la compañía francesa Lacroix, que de título “dispositivo para lanzar material-cebo al aire” fue desclasificada y publicada en 2009. La invención se refería a dispositivos que en caso de ataque con misiles aire-tierra o tierra-tierra lanzaba a la atmósfera una nube de pequeñas agujas cargadas electromagnéticamente, que así confundían a los misiles equipados con sistemas de guía electromagnéticos.


    En esta otra entrada del blog de la OEPM pueden encontrar algunas de las patentes originadas en el Proyecto Manhattan, para el desarrollo de la primera bomba atómica y que fueron desclasificadas décadas más tarde. Es de suponer que algunas de dichas patentes aún permanecen clasificadas. En ocasiones errores en relación con estas patentes han podido propiciar que estados enemigos se hagan con tecnología muy sensible, como se explica en esta otra entrada dedicada a las patentes y las armas químicas y biológicas.


    Apartándome un poco del tema, si están interesados en la relación entre la CIA y las patentes, les recomiendo este otro artículo.


    Aunque se trata de un tema muy desconocido, el mundo de las patentes desclasificadas puede proporcionar una información muy valiosa sobre la tecnología militar que ha quedado obsoleta.


    Leopoldo Belda

262 visionados