Actualidad

El “PATENT CLIFF”: UN FENÓMENO QUE NO SÓLO AFECTA A LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA

  • Es muy común, en las revistas económicas y más concretamente de inversión, leer titulares en los que se habla de los males que acechan a una determinada empresa ante su inminente “patent cliff”. La traducción literal de esta expresión es el “acantilado de las patentes”, algo así como que las patentes caerían por un acantilado para desaparecer en el abismo.


    En “wikipedia” encontramos una definición de lo que es el “patent cliff”; desde el punto de vista económico, la caída en ventas que produce el patent Cliff, que no es otra cosa que la caducidad de una o varias patentes sobre productos de gran venta, se puede definir como: A * YB, donde A son las máximas ventas, antes de la caducidad de la patente, “Y” los años transcurridos desde la caducidad de la patente y B=-1,032.


    Últimamente, se ha hablado de la estrategia de la empresa farmacéutica Abbvie para tratar de hacer frente a su “patent cliff” en relación con el medicamento humira, del que ya hemos hablado con anterioridad, y en este caso la estrategia que se emplea, la más habitual últimamente, es la de obtener gran número de patentes secundarias, generando lo que se denomina una “maraña de patentes” y también a veces se conoce como “evergreening”.


    A lo largo del año pasado se ha venido hablando de una compañía, muy exitosa, y relativamente joven que se enfrenta a su primer “patent cliff”. Se trata de la empresa californiana “Align Technology”, dedicada al diseño, fabricación y comercialización de alineadores dentales transparentes, comercializados bajo la marca “invisalign”, así como de escáneres intraorales iTero y software destinado a lograr un alineamiento dental.


    La empresa fue fundada en 1997 por parte de Zia Chishti y Kelsey Wirth. Zia había tenido que llevar lo que se conoce en España como “brackets” para corregir la mala disposición de su dentadura. Pensó que tenía que haber un modo más sencillo de corregir esos problemas de desalineación dental. A pesar de carecer de conocimientos odontológicos, montó un equipo multidisciplinar, con una componente informática muy importante, con el fin de lograr ese nuevo sistema ortodóntico. Ya en 1998 se recibió la autorización de comercialización por parte de la FDA y se comenzó a comercializar en el año 2000 tras una impresionante campaña publicitaria en los EE. UU. Ese mismo año, el 75% de los odontólogos estadounidenses recibieron formación para utilizar el sistema. Aunque costó el despegue, dado lo novedoso del sistema, sin embargo, en 2016 tuvo unos ingresos de 1000 millones de dólares y ya se encuentra implantado como una de las principales opciones para la ortodoncia en gran parte del mundo.


    El Sistema consiste en primer lugar en una toma de datos de la dentadura, mediante un sistema de escaneado intraoral conocido como iTero. Con ese escaneo es posible crear un número determinado de alineadores transparentes que el propio usuario irá cambiando cada 10 días y a su vez irán desplazando lentamente los dientes hasta alcanzar la posición deseada. Mediante un software conocido como ClinCheck es posible ver en 3D la evolución del movimiento. Los alineadores transparentes se fabrican mediante impresión 3D en México y se distribuyen por todo el mundo.


     Como es obvio, un sistema tan complejo y novedoso debe estar protegido mediante la propiedad industrial. En ese sentido, una búsqueda rápida en la base de datos espacenet, arroja un número de ¡1169 documentos de patente! con “Align technology” como solicitante.


    Las primeras patentes que ya han caducado o están a punto de caducar, tienen fecha de prioridad 20/06/1997. Todas ellas se referían al método de obtención de los “alineadores” transparentes:


    La patente europea validada en España de número ES2260952T3, de las primeras de Invisalign y que protege el sistema de negocio caducará en España el 19/06/2018. Esta será la primera patente en caducar en España, y la esencia del sistema de negocio pasará al dominio público. Como indica esta noticia, la empresa ha sido muy activa en la persecución de posibles infractores y entre más de 1000 documentos de patentes, es de esperar que todos los detalles del negocio estarán protegidos, hasta el punto de que el “patent cliff” se verá suavizado en gran medida. Para más información sobre la importancia de las patentes en el negocio de Invisalign, les recomiendo que lean este artículo de la revista Forbes.


    Una de las características más atractivas del producto es el material en el que están fabricados los alineadores. Curiosamente, las solicitudes de patente donde se divulga más información sobre ese aspecto se han presentado recientemente, lo cual augura al menos otros 20 años donde la protección mediante patente será un potente disuasivo frente a potenciales competidores.


    La solicitud de patente de número US2017007362 se presentó en 2016, y en ella se reivindica el material empleado en la fabricación de los alineadores.


    Otras patentes sobre el material empleado en la fabricación de los alineadores:


    US2017202641


    US2017007362


    Conclusión


    Los llamados “patent cliff” son períodos muy temidos en la vida de las empresas innovadoras, principalmente farmacéuticas. Esta entrada muestra que también se dan en otras empresas del sector de la salud, no farmacéuticas. La estrategia más habitual empleada para minimizar el efecto en los ingresos es la protección de aspectos secundarios de la invención, de forma masiva, adoptando el formato de “marañas de patentes”.


    Leopoldo Belda

413 visionados